Cupido y… ¿Su Sadismo?

El amor, el romanticismo e incluso el cariño con las demás personas se ha ido transformando en su manera de expresión a lo largo del tiempo dejando en claro una programación de consumo, un estándar de expectativas y sobretodo nos deja expuestos a cuestiones innecesarias y peligrosas de depredadores que se encuentran al acecho de nuestras emociones y algo más.


cnxs lOGO.JPG