¿Censura o Negocio? (Noticias y Buscadores)

Cada vez vemos mayor cantidad de información disponible en la red, desde investigaciones serias hasta la opinión de cualquier persona sobre cualquier asunto; tanto la posibilidad de tener acceso a la información como la posibilidad de crear espacios donde generar información nos han llevado a un momento sensible donde a veces la opinión de una persona se pone como dato duro en lugar de dar validez a los hechos y la realidad. Ahora las tecnología que de forma “gratuita” nos permiten acceder a estos datos han anunciado que serán más meticulosos con la información que comparten.




Anotaciones del Programa:

En los comienzos del internet se contaba con pocas páginas que otorgaban información de enciclopedias, investigaciones, noticias; la mayoría respaldadas por instituciones académicas, gubernamentales o mediáticas, y por lo tanto la información que ahí encontrábamos se podía presumir de verídica e incluso oficial.


Sin embargo el crecimiento del propio internet nos llevó también a la libertad de comenzar a contar con un espacio en el cual compartir nuestro conocimiento y nuestra opinión tanto en los foros y posteriormente con los blogs o lo económico de obtener un acceso a un portal web personal en los cuales no solamente nuestra libertad de expresión se veía magnificada, sino que también muchos talentos obtenían un escenario en donde exponer sus habilidades desde la escritura, el arte y poco a poco hasta la cinematografía y los efectos especiales.


No cabe duda que el internet rompió con los viejos paradigmas dándonos oportunidades antes no imaginadas y no solamente significando el acceso a mayor información, sino también a la inmediatez de la misma o el hallazgo de datos que antes eran prohibidos, inaccesibles o perdidos.


Pero como toda herramienta puede llevarnos por caminos benéficos o perjudiciales, de lo personal hasta lo global. Y justamente entre el debate de la libertad de expresión, lo políticamente correcto, las consecuencias que contraen nuestras opiniones y sobretodo hoy en día a la consciencia. Los mismos hechos nos han llevado a conocer casos de personas que son perseguidas o estigmatizadas por sus opiniones o ideales; otras pierden su empleo o su libertad; empresas exitosas por ser herramientas digitales que nos otorgan estos espacios desaparecen del mapa e incluso de la memoria colectiva, y todo simplemente por el uso indiscriminado que hacemos de aquello que llamamos libertad de expresión y del cual lo exigimos, mas no queremos hacernos responsables de las consecuencias que una simple opinión puede generar.


Hoy nos quejamos o incluso reclamamos que plataformas de búsqueda, redes sociales o páginas de streaming que nos ofrecen un espacio de expresión “gratuito” (ya que les pagamos consumiendo la publicidad que en ellos nos colocan y aveces hasta lucran con nuestros datos personales) hagan más estrictas o limitadas las posibilidades de acceder a información o compartir ciertos datos sobre temáticas que ellos mismos han catalogado como sensibles; gran parte de la manifestación utiliza la bandera de la censura y otros de la manipulación directa.


Lo cierto es que parte de estos problemas han sido generados por nosotros mismos como usuarios, desde el hecho de generación de noticias falsas, la distorsión de los hechos para perjudicar a terceros o beneficiarnos ya sea defendiendo a nuestros ídolos o para generar dinero por internet, hasta temas que como sociedad hemos marcado como tabúes por nuestra intolerancia a ciertos aspectos.


Otro hecho también manifiesto es las facilidades, muchas veces monopólicas, que estas herramientas digitales nos presentan, y las alternativas o no son tan atractivas, o tienen algún costo o simplemente no están tan en moda y por lo tanto no nos resultan llamativas para su uso, es así que terminamos en lo más cómodo y de moda, pero quejándonos de la limitantes que se deben crear por los problemas que muchos de nosotros como usuarios provocamos.


Debemos sacudirnos la pereza de la investigación, debemos ser más incrédulos y más críticos con la información que recibimos, tenemos que tener cuidado de qué consumimos e incluso de donde consumismo la información, ya que de lo contrario y ciertamente muy en la tesis de la conspiración, lo único que estamos provocando es darle la razón al “sistema” y nos limitaremos a la información que ellos consideren que debemos conocer.


¿Tienes más información que nos quieras compartir, sugerir alguna otra temática o simplemente ponerte en contacto con nosotros? No tardes más, que queremos escucharte.

Producciones

El Ajo
Ajonimus
Misterio 3
cnxs lOGO.JPG
Madame Dognac

¿Te gusta nuestro Contenido? Ayúdanos con un Donativo para poderte ofrecer mejores contenidos. ¡GRACIAS!

© 2020 EL AJO PRODUCCIONES. AVISO LEGAL Y USO DE COOKIES