Conspiración Guerra Espacial, lo que nos ocultan [PT2]



Solamente en 2018 de manera programada y divulgada de manera oficial sabemos que habrá más de 150 viajes al espacio y lanzamientos de satélites tanto comerciales como militares por parte de las naciones aeroespaciales. Aunque la divulgación de estas misiones sea pública sus detalles no lo son, incluso de muchas de aquellas realizadas por empresas privadas.

En la primer parte de este dossier mencionamos a una de las 5 agencias de inteligencia más importantes de los Estados Unidos, e incluso del mundo.

NRO, Oficina Nacional de Reconocimiento.

Fundada en 1961 y reconocida oficialmente ante el Congreso de los Estados Unidos en 1992, hoy en día no solamente está considerada entre las 5 mejores agencias u oficinas de inteligencia militar y política, sino que gracias ella y se presume que desde 1996, las 17 agencias de inteligencia estadounidenses tienen algún tipo de relación operativo o informativa con ella.

Bajo el lema de “Supra et Ultra” “Mucho más allá”, la NRO se ha enfocado desde hace más de 2 décadas exclusivamente a la generación (propia o por contratistas) de tecnología espacial que va desde módulos, satélites, cámaras, sensores y todo aquello que sea de utilidad para poder monitorizar, mapear y observar en tiempo real sobre, dentro y fuera de la tierra.

Oficialmente depende del Departamento de Defensa de Estados Unidos, quien le otorga los proyectos y presupuestos. Sin embargo a nivel laboral sin saber especificamente cuanto dinero se le destina ni cuantos empleados tiene, se ha calculado por diversos informes:

300 trabajadores de base, entre ellos agentes activos de la CIA, NSA y la Defensa.

Casi 11 mil millones de dólares destinados anualmente.

Sus principales objetivos publicados de forma pública son:

  • Monitorear la proliferación de armas de destrucción masiva.

  • Seguimiento de terroristas, traficantes y del crimen organizado.

  • Desarrollo de información precisa para uso militar.

  • Apoyo internacional en operaciones pacíficas y humanitarias.

  • Monitorear y documentar el impacto de desastres naturales como terremotos, tsunamis, inundaciones e incendios.

Armas en el espacio:

Desde la Guerra Fría las grandes potencias armamentísticas del mundo encontraron en el espacio la nueva frontera por conquistar. Ya que desde ahí se podría tener un gran arsenal que podría tanto defender como atacar al enemigo, incluso en los años 50’s se realizaron diversas pruebas con armas nucleares en el espacio exterior.

Fue hasta 1967 que la ONU obligó de manera diplomática a declarar el espacio una región neutral y pacífica ante los diversos riesgos que podían existir al contar con armas de destrucción masiva flotando a nuestro alrededor, sin embargo, a pesar de dicho tratado firmado por todos, la colocación de satélites espías como otro tipo de tecnologías supuestamente de comunicación y exploración, son potenciales armas entre las naciones líderes, sobretodo, entre Estados Unidos, China y Rusia.

Actualmente se sabe que existen satélites armados con tecnología ASAT, anti satélites, los cuales podrían deshabilitar uno o más satélites en su órbita, además se conocen de diversos proyectos de investigación tanto de comunicación como mapeo espacial que cuentan con rayos láser lo suficientemente potentes como para inhabilitar cualquier tipo de tecnología en el espacio.

Se presume así mismo que tanto Rusia como China han comenzado a lo largo de varias misiones clasificadas de manera independiente a construir misiles de largo alcance que serían disparados desde sus módulos espaciales, a manera de sistema antimisil.

Ante dicho temor desde mediado del 2014 Estados Unidos colocó 4 satélites enfocados a la inspección cercana y clasificadora de todo aquello que flota alrededor de nuestro planeta, con la finalidad de encontrar armas u otro tipo de amenazas extranjeras, todo a partir de su Programa de Conciencia Situacional del Espacio Geosíncrono (GSSAP)

Armas, pero no contra humanos:

Tras la declaración del proyecto Star Wars, Guerra de las Galaxias, puesto en marcha por el presidente Ronald Reagan en los 80’s, La ONU nuevamente realizó la firma de un tratado en 1982 ratificando que el espacio es una región neutral y pacífica, sin embargo tanto Rusia como Estado Unidos acordaron en el Unispace-82 que:

  • No se experimentará ni desplegará ningún armamento de estacionamiento cósmico destinado a alcanzar objetivos situados en la Tierra, ni en el espacio aéreo ni cósmico terrestre.

  • No se utilizarán objetos cósmicos puestos en órbita que se hallen en cuerpo celestes o instalados en el espacio como medio para atacar a otros objetivos situados sobre la Tierra.

  • No destruir ni dañar los objetos cósmicos de otros Estados y no disturbar su funcionamiento normal, así como tampoco modificar su trayectoria.

Claramente en aquella actualización de los puntos de conciliación entre las naciones y el espacio se dejó en claro que si se podría tener armamento, pero nunca se utilizaría contra los habitantes ni regiones de la tierra, ahora la pregunta que ronda nuestra mente es ¿y contra quién sí?

Las Declaraciones:

En 2017 la Secretaria de la Fuerza Aérea estadounidense, Heather Wilson, declaró que es urgente reglamentar y explotar las estrategias de defensa en el espacio, dado que los nuevos conflictos ya no solamente son dentro sino también fuera del planeta tierra, y ahí se encuentran también intereses comerciales y militares de los Estados Unidos. Por lo tanto en 2018 surgirá el primer departamento especializado del Pentágono enfocado en el entrenamiento y equipamiento de pilotos de la Fuerza Aérea para realizar misiones espaciales y estar listos ante cualquier guerra que se despliegue en él. Con respecto a sus palabras, ¿será que ya contamos con tecnología para ingresar y egresar al espacio exterior en un mismo vehículo, manipularlo de manera inteligente y además que este esté armado?

Por las misma fechas el contratista de la NASA, Robert Bigelow, quien a través de Bigelow Aerospace ha invertido millones de dólares en la exploración espacial, afirmó en el programa 60 minutos que estaba casi convencido que los extraterrestres ya habitaban junto a nosotros, y que incluso parte de sus desarrollos son seguramente inspirados o desarrollados por tecnología desarrollada fuera de nuestro planeta. Aunque el entrevistador insistió en que diera cierta certeza, Bigelow se refugió en las palabras de “estoy casi seguro”.

Tras la liberación del presupuesto de Estados Unidos para 2018-2019, Donald Trump ha propuesto la privatización de la Estación Espacial Internacional para el 2024, de esta forma se deslinda de los gastos de investigación, mantenimiento y envío de astronautas a la órbita baja de la tierra y se deja en manos de empresas privadas para los fines que a ellos y las demás naciones que se encuentran en convenio se continúen sus operaciones, sin embargo al parecer con información del informativo The Washington Post, parte de ese presupuesto destinado a la ISS sería redireccionado a la Fuerza Aérea y Departamento de Defensa. ¿Será que en este tiempo busca crear su propia base espacial, o incluso en nuestro satélite natural?

Por último, y quizás a manera de broma mal contada, resulta que dentro del nuevo catálogo de productos y servicios proporcionado por el Servicio de Administración Tributaria en México, responsable de aplicar las legislaciones fiscales y aduaneras hacendarias del país, incluye en la clave 92112404 la descripción Guerra Basada en el Espacio. Ante dicho acontecimiento el equipo informatico del portal realvirtual.com.mx se comunicó con la dependencia preguntando si ellos estaban informados sobre un futura guerra espacial en la que México participa, y el personal de la institución contestó: “No está confirmada ninguna Guerra en el Espacio, pero no se puede descartar la posibilidad de ella, y en caso de ocurrir una, debe existir la clave en el catálogo para poderse usar sin contratiempos”. Independientemente de las críticas que se le puden dar al servicio y sus fines gubernamentales, queda claro que una batalla espacial está dentro de sus opciones incluso cuando servicios o productos más cotidianos a penas se están comenzando a considerar.

Aunque aún no hemos presentados pruebas contundentes sobre una posible guerra en el espacio contra otras civilizaciones y amenazas extraterrestres, ha quedado claro al menos en la manera de presentar el discurso tanto de los gobiernos, organizaciones e instituciones que algo más se nos está ocultando, es así que para nuestra siguiente entrega pondremos lo que consideran los círculos de conspiración la pruebas irrefutables ante un escenario ya no tan lejano.

  • Ajonimus.

#Ajonimus #ElAjoProducciones #GuerraEspacial #StarWars #Satelites #SpaceX #NRO #NASA #Boeign #ArmaNuclear #Extraterrestres #InvasiónExtraterrestre

Producciones

El Ajo
Ajonimus
Misterio 3
cnxs lOGO.JPG
Madame Dognac

¿Te gusta nuestro Contenido? Ayúdanos con un Donativo para poderte ofrecer mejores contenidos. ¡GRACIAS!

© 2019 EL AJO PRODUCCIONES. AVISO LEGAL Y USO DE COOKIES